Con Cáncer y Estupenda

Belleza, Bienestar y Estilo de Vida en el Cáncer de mama


8 comentarios

Es gratis

No sé si os pasa, pero cuando escucho música con casquitos parece que me entero más de las letras de las canciones; todavía, hasta me aprendo alguna jaja! …aunque creo que solo me los pongo para correr.

Bueno, pues ayer decidí ponerme para mi carrerita matutina una lista de reproducción de mis hijos que tenía nombre divertido; cuando estaba ya en el parque medio dormida todavía, (7.10 am), una palabrota me despertó de sopetón. Tras la sorpresa inicial decidí concentrarme en lo que decía la letra de la canción. ¡No sabéis qué cantidad de sensaciones así recién levantada!

Primero, me fue sacando una sonrisa tras otra, luego una carcajada …todas mezcladas de vez en cuando con el shock de escuchar a esas horas de la mañana una frase obscena a todo volumen.
Me fui identificando con casi cada una de las cosas sin coste con las que Arnau Griso disfruta en su vida y resulta que, casi todas, son compatibles con tener cáncer:

“El primer día de vacaciones”, “saberte la respuesta (me troncho!)”, hacer pis en el mar (él lo expresa menos elegantemente jaja), “lunes de juego de tronos”, “arreglar la sociedad”, “…con un buen libro”, “un viaje con amigos”, “la bienvenida de tu perro…”, “encontrarte un billete…”, “repasar todos tus dientes cuando te quitan los brackets” (total!), “y dormir y comer y llorar de alegria y beber…”, “aprender un insulto en otra lengua” (genial!), “el primer sorbo de cerveza en copa congelada”, “besitos en el cuello…”,…y con un pegadizo estribillo

“Sonreír es gratis, regala buen rollismo,…y armonía”

Asi que empecé el día tan contenta, sonriendo y dando las gracias a todos los conductores somnolientos que me dejaban cruzar en el paso de cebra; buen rollismo total porque ell@s  me devolvían la sonrisa.
Escuché la canción varias veces y la puse en casa nada más llegar ante la sorpresa de mi husband que no entendía de que iba tanta palabrota a la hora del desayuno. Os podéis imaginar que me pasé el día tarareándola…

Bueno, pues eso, que basta una canción para alegrarte el día y que tú se lo alegres a los demás …esas cosas tiene la música; echarte un baile marchoso, escuchar un reggaeton para animarte, música clásica para evadirte, chill para relajarte…Sin olvidarnos del buen rollismo que genera cuando te recuerda a gente a la que quieres o épocas divertidas de tu existencia.  Yo me acuerdo de mi hijo Tayo cuando pongo en el coche el cd de Bruno Mars que me regaló por navidad, y soy incapaz de reproducir la inmensa cantidad de canciones que me transportan a momentos felices de mi vida.

Venga chicas, disfrutad de la música…solo recordaros que, aunque la canción se llamé así,  la musica NO ES GRATIS! Jaja