Con Cáncer y Estupenda

Belleza, Bienestar y Estilo de Vida en el Cáncer de mama

Y POR QUÉ NO

8 comentarios

Sorry, sorry,sorry, …qué desastre, os tengo abandonadas!!!
Entre el Camino, recuperar las fuerzas, los dos días de vacaciones y el paso anteayer por el quirófano para arreglitos pendientes, ¡os he dejado para el Domingo!

Enlazando con el post pasado de los PLANES APETECIBLES, hoy os quiero animar a que os propongáis hacer en algún momento uno muuuy gratificante, EL CAMINO DE SANTIAGO.
Creo que a todo el mundo a quien le he contado que me iba al camino, le ha dado envidia y no conozco a nadie que lo haya hecho y no lo recuerde como una experiencia muy gratificante.

¿Qué es el Camino de Santiago? Es un conjunto de experiencias preciosas.
Es un cambio de chip que tenemos que buscar y para el que no tenemos excusa; ni cuesta mucho dinero (hay millones de albergues, hostales, casa rurales,…), ni necesitas un equipo deportivo extravagante, ni mucho tiempo, basta con pedir 2 días de vacaciones y es una actividad asequible (andar) para casi todo el mundo, se puede ir con padres, con niños,…; Simplemente hay que tomarse la molestia de organizarlo (o tener amigas como Ana y Begoña que te dan hecho el plan perfecto!) LA EXPERIENCIA MERECE EL ESFUERZO!

El cambio de chip empieza en casa al hacer la mochila; no necesitas nada material: Ni bolso, ni ipad, ni maquillaje, ni joyas, ni tacones, ni comprarte un vestido para la ocasión,…entre otras cosas porque no te caben en la mochila. Basta con un impermeable, un gorro, unos calcetines anti ampollas (MENTIRA), zapatillas, camisetas, pantalón, un buen bote de vaselina, tiritas y recomendables un bastón, una concha de peregrino y la credencial. Si además hay una amiga que lleva botiquín, mejor que mejor.

Pero compensa por muchas cosas más:

Por la experiencia de disfrutar del entorno, (sobre todo para los que somos urbanos), de su paz y de su belleza, ¡qué bonito es el paisaje gallego! Disfrutar del silencio, (con 9 chicas difícil,¿ verdad Bea?), de los sonidos del bosque, del mar; del olor del eucalipto, de los pinos; de las vistas de playas de la costa da morte, de los bosques de helecho, tojo y brezo, de robles y castaños, de ríos y arroyos, maizales, …; de ermitas, aldeas, cruceiros, pueblos pesqueros, horreos, puentes romanos, pazos,…
Hay muchos caminos de Santiago y algunos tienen tramos urbanos y no muy bonitos, por eso hay que currarse las etapas antes de ir y asesorarse muy bien; te saltas las etapas feas porque son muchísimas más las que son preciosas..

Por la convivencia. En nuestra vida diaria nunca tenemos 8 horas para charlar sin prisas con una hermana, una prima, una amiga, …o un padre, un marido, un hijo. Te cuentan y les cuentas tus proyectos con todo tipo de detalles y se aportan ideas, te desahogas compartiendo tus problemas con un público que está predispuesto a escuchar porque no tiene que salir pitando a ningún sitio y se proponen soluciones; te enteras/cuentas la vida de los hijos, los padres, los hermanos, …porque sin prisa la convivencia es muuuuy agradable. Porque compartes mesa, risas, cansancio, emociones, dolores, bocatas, fotos, vaselina, tiritas, Harlem Shake,… Y por la empatía que sientes con todos los peregrinos con los que te encuentras ¡BUEN CAMINO!

Por los momentos de silencio y reflexión. Porque un día completo con el único objetivo de andar 30km da para mucho, también para meditar, para ir en silencio y pensar, ese tipo de momentos para los que nunca encuentras tiempo en tu día a día y que no tienes casi nunca en una familia numerosa. Y para rezar…lo que UNE ofrecer tu esfuerzo por una causa. Ahora, para esto, mucho mejor buscarse a la que domina el asunto y dirige el cotarro ( Luisa, sin duda). Por supuesto lo del rezo no es imprescindible para las que no seáis creyentes, de hecho al llegar a Santiago te preguntan los motivos por los que realizas el camino:religiosos, religiosos y otros, deportivos, otros y pongas lo que pongas te dan la Compostela (eso si, tienes que cumplir con los KM, claro)

Por el esfuerzo físico; porque es sanísimo y muy gratificante saber que eres capaz de hacer una machada de andar 30 km con ampollas y todo. Eso sí, Adelgazar, ni medio gramo, más bien al revés; plátanos, almendras, orejones y bocatas durante el camino para luego acabar el día con pan y caldito gallego, tortillita, pulpo, …tarta de queso y …lo que se tercie ¡PORQUE ME LO MEREZCO!

Por saber apreciar que hay muchos placeres en la vida escondidos en cosas tan simples como darte un baño en la playa de Langosteria con el agua a 12º después de andar 33km o en el rio Tambre (un poquito menos congelado que el océano) ¡Qué risas, por favor! Qué importante es saber disfrutar de estas pequeñas cosas.

Por la llegada a Santiago, por la plaza del Obradorio, por la emoción de recibir la Compostela, por la misa del peregrino y la ilusión que hace que te nombren, por la paz, el botafumeiro, el abrazo al Santo,…una experiencia difícil de describir, hay que vivirla!
¡¡¡Ha sido un planazo amigas!!!

Bueno las que estáis con quimio, radio o recién operadas, prohibido meteros la paliza. Esperad a recuperar fuerzas y haced etapas asequibles.
Las demás no tenéis excusa

Y POR QUÉ NO???

Anuncios

8 pensamientos en “Y POR QUÉ NO

  1. Enhorabuena María por este post y por tus vivencias. Me ha encantado!!! Gracias por comentárnoslas.

  2. Se te echaba de menos. Inolvidable el camino, yo lo hice el año pasado y debería ser obligatorio cada año .

  3. Es de las mejores campañas de marketing q he visto sobre el camino de Santiago. Enhorabuena por tu compostelana. Por cierto, q tambien tienes seguidores varones a los q tienes abandonados!! Welcome back!!!

  4. para mí, el mejor de todos tus posts. Un beso fuerte